Todo sobre los Muebles y Presentaciones de novedades

En este blog queremos informar sobre últimas novedades en muebles para el Hogar y el Jardín. Muebles espectaculares y que se ven poco en las tiendas que seguro te sorprenderán y interesarán.Este blog no tiene relación con la tienda de meubles Punt Mobles

En este blog participan los profesinoales de decoración de doncomos a les que les damos las gracias por sus aportaciones.

¿Qué es la fatiga visual y cómo podemos evitarla?

Quizás hayamos escuchado alguna vez el término fatiga visual, e incluso quizás lo hemos experimentado en primera persona, sobre todo si realizamos tareas visuales que requieren unas condiciones mínimas para llevarlas a cabo de manera correcta. La fatiga visual es un término médico, que puede ser causado, entre otras cosas, por una iluminación incorrecta en nuestro lugar de trabajo. Por ello, es importante que conozcamos de que se trata, cómo podemos sospechar si la estamos sufriendo y cómo podemos evitarla. De esta manera, ganaremos bienestar ocular y esto tendrá repercusiones muy positivas en nuestra salud.

La fatiga visual

Estamos ante un término médico que afecta a los ojos, y que cada vez más personas sufren en la actualidad. Se da cuando nuestra vista se cansa en exceso y durante un periodo de tiempo continuado, y a consecuencia aparecen algunos dolores y problemas de salud derivados de esta fatiga. Pasamos gran parte del día con los ojos abiertos; la vista es uno de nuestros sentidos principales, y por ello está continuamente trabajando. En función de todo lo que vemos, nuestros ojos van acomodándose a las diferentes luminosidades y distancias, por lo que realiza continuados enfoques que va cambiando a cada momento. El cristalino, con el tiempo, sufre las consecuencias de los diferentes cambios que debe realizar para enfocar estímulos en diferentes distancias. Cuando debemos fijarnos en estímulos cercanos de manera reiterada y durante un periodo de tiempo medio y/o largo, nuestros ojos van cansándose poco a poco hasta que aparecen una serie de molestias que nos hacen querer cerrar los ojos y descansar. Cuando esto ocurre, estamos sufriendo fatiga ocular; si este estado se alarga todavía más, las consecuencias son cada vez peores, por lo que es importante intentar evitar, en la medida de lo posible, que esto ocurra. La fatiga visual es muy frecuente en estudiantes o personas que, por sus circunstancias personales o laborales, pasan muchas horas frente al ordenador, leyendo o escribiendo. Puede aparecer, por tanto, tras intensos días de estudio o tras la jornada laboral. Las situaciones en las que ocurre son tan cotidianas que estamos ante un problema ocular que cada vez padece más gente, aunque no todos le dan la importancia que merece.

Síntomas de la fatiga visual

Los síntomas aparecen en el momento en que los ojos se resienten y no les ofrecemos el descanso que merecen. A medida que vamos alargando el momento del cansancio ocular, los síntomas van subiendo de intensidad hasta poder llegar a ser muy molestos. El listado de síntomas que encontramos a continuación puede hacernos descubrir que padecemos fatiga visual, por lo que merece la pena no perder detalle. Así, los síntomas más característicos son los siguientes:

Hiper sensibilidad ocular

En un momento dado, los ojos empiezan a escocer, a picar, notamos sequedad o, por el contrario, nos lloran más de lo habitual. También es posible que notemos como nos molesta algo en su interior, aunque en realidad no existe ningún cuerpo físico dentro de él.

Dolores

Esta sobrecarga de esfuerzo puede provocar dolores de cabeza, de ojos e incluso de cara. Además, puede provocar migrañas, sobre todo en aquellas personas que son propensas a ellas.

Mirada vaga, con dificultad de enfoque

El constante esfuerzo ocular puede hacer que el ojo pierda efectividad a la hora de trabajar, y tenga errores al enfocar. Entonces puede aparecer la vista borrosa, sobre todo a la hora de cambiar de objeto visual, si este implica cambios de distancia.

Enrojecimiento del ojo

La vista cansada de manera excesiva también tiene color; un color rojizo que aparece en la parte blanca de nuestros ojos, formando pequeños filamentos de un color rojo intenso.

Problemas de vista

A la larga, la fatiga visual puede provocar ciertos problemas de vista, como la necesidad de usar lentes. Por ello, es importante no cansar en exceso nuestros ojos, optando por instalar una luz adecuada en nuestro lugar de trabajo y realizar descansos cada cierto tiempo cuando debamos fijar la mirada en algún objeto durante un largo rato.

Prevenir la fatiga visual

Existen dos mecanismos para prevenir la fatiga visual, y evitar que aparezca. Es importante tenerlos presentes, pues con ellos evitaremos las consecuencias negativas que nos aporta este problema. Estos dos mecanismos son los siguientes:

Descansos periódicos de nuestras actividades visuales

La fatiga visual está provocada por una tensión reiterada de nuestros ojos, por lo que realizar descansos para que nuestra mirada descanse puede evitar este problema. Para ello, es recomendable realizar paradas cada 2 horas de trabajo, y evitar usar dispositivos que sigan necesitando un trabajo excesivo de los ojos. Cerrar los ojos durante 10 minutos suele ser una buena recomendación para evitar la fatiga visual.

Instalar una luz adecuada

La luz que tenemos en el lugar de trabajo puede tener mucha culpa de nuestra fatiga visual. Si la luz es escasa e insuficiente, nuestros ojos necesitan realizar un mayor esfuerzo para poder ver. Si esto se mantiene en el tiempo, existen muchas probabilidades de sufrir este problema. Cuando hablamos de instalar una luz adecuada en el lugar de trabajo nos estamos refiriendo a:
  • Instalar una luz general, situada en el techo, que ofrezca una luz uniforme a toda la habitación donde nos encontremos. Para ello, podemos usar plafones (como el plafón serie Emboss de vidrio opal satinado, o el Plafón Serie Pop).
  • Instalar una luz focalizada, proyectada sobre nuestra mesa de trabajo, que nos permita poder ver con claridad sin necesidad de tener que forzar demasiado la vista. Nos pueden servir las lámparas de sobremesa que nos permitan dirigir la luz donde la necesitemos (son algunos ejemplos la lámpara de sobremesa serie Bo-La, la lámpara de sobremesa MLN Perceval o la lámpara de sobremesa articulada MLN Elea Lectura).
Además, es importante que no se creen diferentes contrastes entre luz y oscuridad, para evitar el sobreesfuerzo del ojo a los diferentes ambientes lumínicos. Por tanto, es recomendable tener estos dos tipos de luces encendidas; aunque esto suponga un mayor gasto lumínico, supondrá una prevención en problemas de salud. Los lugares en los que situemos cada una de las luces también serán importantes, sobre todo cuando trabajamos con elementos que puedan reflectar, como es el caso de pantallas. Los reflejos pueden provocar, también, fatiga visual y dañar nuestra vista; por ello, es importante seleccionar selectivamente los lugares donde vamos a instalar los puntos de luz, de manera que nos aporten la luz suficiente para poder ver con claridad nuestros apuntes, sin reflectar en nuestros dispositivos informáticos. Además, es importante evitar la luz directa en aquellos momentos en los que no estemos realizando tareas altamente visuales, pues una sobreexposición lumínica también puede ser causante de problemas en nuestra vista. Por todo ello, usar la luz en función de nuestras necesidades nos puede evitar sufrir problemas de salud, en especial relacionados con nuestra vista. Si nos hemos decidido a adecuar la luz de nuestro lugar de trabajo para evitar la fatiga visual, www.milan-iluminación.com pone a nuestra disposición un amplio catálogo de lámparas entre las cuales encontraremos aquellas que más se adapten a nuestras características y espacios. Sus diseños exclusivos nos permiten encontrar aquellos modelos que encajen a la perfección con los elementos decorativos de nuestra estancia. Tenerlas en cuenta puede facilitarnos la tarea de encontrar la iluminación correcta para nuestro lugar de trabajo.

Cómo Iluminar el espejo del baño

El baño supone uno de los lugares más íntimos de nuestro hogar, en el que se dan actividades que requieren una buena iluminación. Dentro de esta estancia, uno de los lugares más importantes es el espejo; son muchas personas las que, cada mañana, cuidan y revisan su imagen reflejándose en él. Este tipo de tareas demandan una iluminación con unas determinadas características, que permitan tener en todo momento una adecuada luz focalizada para poder tener una visión perfecta de su reflejo. Si estás sumergido en el diseño de la iluminación de tu hogar, quizás te interese empaparte de unos buenos consejos a la hora de iluminar tu baño y, en particular, el espejo. Además, algunas de las sugerencias que nos ofrece Milan-Iluminación pueden ser perfectas para tu estancia.

Iluminar el baño

El baño es, junto al dormitorio, la estancia más íntima de nuestro hogar. Aquí se suelen realizar todas las actividades relacionadas con la higiene y la belleza, por lo que, no solo resultan indispensables; además, necesitan de unas determinadas características para que nuestro baño sea verdaderamente funcional. La iluminación es una de estas características que, a su vez, necesita componerse de distintos elementos y focos de luz. De esta manera, dotaremos de la luminosidad adecuada a cada rincón de nuestro baño, haciendo verdaderamente funcional y cómodo para su uso.

Tipos de luces a instalar en el baño

Encontramos diferentes tipos de luces que podremos instalar en el baño. La luz natural será siempre la más recomendable, pero no siempre podremos disfrutar de ella. En estos casos, deberemos hacer uso de la luz artificial. Es muy recomendable añadir una luz general, que provenga del techo, y que alumbre toda la estancia de manera uniforme. Si nuestro baño es de pequeño tamaño, se recomienda usar plafones para ello; algunos de ellos quedan integrados en la estructura del techo y, al no sobresalir, no añaden más elementos al ambiente. También podemos optar por plafones planos, como los que contiene la colección Inoxx. También será muy interesante añadir una luz focalizada en aquellos lugares en los que se necesite una mejor visión. Estos lugares suelen centrarse en el espejo del baño. Añadiendo luces focalizadas hacia él, podremos conseguir un mayor detalle en su reflejo, lo que nos resultará muy útil en nuestras actividades.

Iluminar el espejo del baño

Las luces focalizadas nos permiten mover el foco de luz, característica que las hacen muy interesantes a la hora de aportar luminosidad a nuestro espejo. Encontramos diferentes maneras de instalar estas luces, en función del espejo que poseamos. Existen espejos que ya contienen sus propias lámparas incorporadas, por lo que tan solo necesitaremos añadir las bombillas. No obstante, también existen espejos que no contienen lámparas, lo que implica la necesidad de añadirlas de manera independiente. Ante esta situación, también encontramos diferentes lugares para instalarlas; uno de ellos es en el techo, justo encima del espejo. Otro de ellos es en la pared, a los lados del espejo. Sea como sea, se necesitará instalar las luces cerca del elemento, para optimizar su función. Milan-Iluminación nos ofrece un amplio catálogo de opciones para iluminar nuestro espejo del baño. Algunas de ellas son las siguientes:

Plafones integrados en el techo

Son ideales para aquellos baños de tamaño pequeño. Evitan recargar el ambiente con objetos, al mismo tiempo que nos aportan funcionalidad. Para ello puede sernos útil el plafón Bridge 6358, de la Colección Bridge. El plafón MLN Marc también resulta buena idea, pues, además, nos permite focalizar la luz donde deseemos.

Luz focalizada instalada en el techo

Aunque no se trata de luces integradas totalmente en el techo, pueden ser muy interesantes por su pequeño tamaño y su funcionalidad. En este sentido, encontramos algunas sugerencias a resaltar: La colección Bo-La nos ofrece una buena opción; se trata de su plafón empotrable, de pequeño tamaño y esfera redondeada. Aunque su lámpara queda al descubierto, su sencillo diseño no causará fatiga visual. La colección MLN Baño se caracteriza por un diseño muy adecuado para integrar en nuestro baño. Entre su colección, encontramos un plafón que puede instalarse en el techo o en la pared. Es una muy buena idea instalar varios de estos plafones en el techo que queda justo en la parte superior del espejo, para poder disfrutar de una luz exclusiva que recaiga sobre este elemento.

Apliques de pared

Otra opción es instalar las luces en la pared, para conseguir una luz todavía más focalizada. Si optamos por ello, los apliques de pared resultan la mejor opción. Encontramos diferentes diseños a tener en cuenta; entre ellos, los más recomendables son aquellos que dirigen el foco de luz hacia abajo, de manera que recaiga directamente sobre el espejo. Es importante, además, que no se produzcan sombras indeseables, por lo que todo el campo inferior debe estar despejado. Las lámparas de la colección MLN Baño permiten ser instaladas en la pared, justo al lado del espejo. Tanto en el eje superior horizontal como en cualquiera de los dos lados verticales, aportarán funcionalidad al mismo tiempo que decorarán nuestra estancia. Gracias a su diseño, creará una decoración acorde a las características del baño. El aplique de pared MLN Robotic será, también, una opción muy interesante para aplicar en la pared y focalizar la luz a nuestro espejo. El plafón cuenta con dos puntos de luz, que podremos mover y situar sobre el elemento deseado. De la misma manera, la colección DAU también nos ofrece sus apliques de pared cuadrados, que nos permiten focalizar la luz en el campo superior como inferior. Si optamos por instalar una sola lámpara, que pueda iluminar todo el espejo, los apliques de la Colección Gil pueden sernos de gran ayuda. Entre ellos, podremos encontrar diferentes apliques de diferentes medidas, con un diseño rectangular y una luz envolvente. Si estamos buscando una lámpara que nos ofrezca más poder de focalización, podemos optar por MLN 3-LED. Gracias a su brazo articulado, podemos mover su punto de luz de manera muy fácil y cómoda. Especialmente interesante si necesitamos alumbrar ciertas partes de nuestra cara, para beneficiarnos de un reflejo óptimo. Gracias a su luz LED, podremos beneficiarnos de todas las ventajas que nos ofrece este tipo de iluminación. Un diseño parecido es el correspondiente al MLN Perceval LED, de la Colección Perceval, que consta también de una iluminación LED con mucha facilidad de focalización. Tampoco debe quedarse atrás el modelo MLN T-Led, de la colección T-LED. Sus diferentes puntos de luz brillantes hacen que se produzca una simbiosis perfecta entre funcionalidad y decoración en nuestro baño. Estas son solo algunas propuestas que nos ofrece Milan-Iluminación y que pueden sernos útiles a la hora de iluminar nuestro espejo del baño. No obstante, también pueden servir para iluminar otros lugares que demanden luz focalizada, como cuadros, figuras u otros elementos decorativos, así como ser usados exclusivamente para decorar paredes lisas por medio de la iluminación. Si entre esta selección no has encontrado los modelos que necesitas, puedes encontrarlos en el gran abanico de diseños que nos ofrece Milan-Iluminación. Podrás verlos en su página web, además de hojear sus catálogos online. Aquí encontrarás un sinfín de diseños exclusivos, que harán mucho más sencilla y cómoda la tarea de encontrar el diseño de lámpara que necesita tu hogar, y en especial, tu espejo del baño.

Iluminación inadecuada: Efectos que produce en nuestra salud

La iluminación tiene una gran importancia en nuestra vida. Gracias a ella, nuestra vista puede recoger detalles nítidos de todo lo que ocurre a nuestro alrededor. La luz es una aliada de nuestras sensaciones, que aparecen cuando nuestro cerebro procesa gran parte de lo que nuestro ojo es capaz de ver. De esta manera, una buena iluminación nos hace estar más atentos y recoger en mayor medida estímulos relevantes que se encuentran en el ambiente. No obstante, resultaría muy limitante si nos quedáramos únicamente con esta función. Además de permitirnos una buena visibilidad, la iluminación tiene mucho que ver con nuestra salud; una luz inadecuada puede tener consecuencias directas sobre algunos dolores y otros tipos de problemas psicológicos, que, sin duda, pueden entorpecer la realización de nuestras tareas en el día a día e incluso tener consecuencias significativas. Encontramos muchos ejemplos en el día a día que nos permiten entender la importancia de la luz, y la idea de que una buena iluminación es necesaria para llevar a cabo nuestras actividades de una manera óptima. Por ejemplo, un estudiante que no posee una luz adecuada en su lugar de estudio, difícilmente podrá ver bien sus apuntes; esto afectará de manera negativa a su concentración, y como consecuencia, podrá suspender su examen. Si la inadecuada iluminación se extiende en el tiempo y se vuelve habitual, con mucha probabilidad podremos experimentar diferentes molestias, dolores y problemas anímicos. Entre ellos, encontramos:

Trastornos oculares

Nuestra vista necesita la luz para poder apreciar el ambiente. En ocasiones no contamos con la luz suficiente, por lo que nuestros sistema de visión realiza un esfuerzo para poder agudizar su función. Si bien es cierto que, en muchas ocasiones, este esfuerzo no genera problemas debido a que se realiza por un periodo corto de tiempo, cuando estas características lumínicas se vuelven habituales el ojo puede resentirse. Es entonces cuando aparecen los trastornos oculares, caracterizados por problemas en los párpados (como inflamación e incluso dolor), exceso de lubricación y lagrimeo, irritación y enrojecimiento de la parte interna del globo ocular. También puede presentar fatiga ocular y problemas de visión, como visión borrosa o alterada.

Cefalalgias

Cuando nuestros ojos están expuestos a un largo periodo de tiempo en ambientes de poca luz, el constante trabajo extra que debe realizar nuestro sistema de visión puede afectar al buen estado de nuestro cerebro, y causar cefalalgias. Se trata de dolores de cabeza continuos, que en algunas situaciones pueden llegar a ser bastante incapacitantes.

Fatiga

Como consecuencia del conjunto de efectos que produce no tener una luz adecuada, aparece la fatiga general. Se trata de una falta de energía acrecentada que puede limitar la realización de nuestras actividades del día a día, debido al cansancio al que se suele asociar.

5 consejos para ahorrar en la factura de la luz

La electricidad es una necesidad en nuestras vidas, pues nos facilita la vida en la realización de algunas tareas que, de no ser por ella, nos sería mucho más difícil realizar. En el caso de la iluminación, la luz eléctrica o artificial se torna necesaria cuando llega la noche y la luz solar escasea hasta desaparecer casi por completo; es entonces cuando necesitamos darle al interruptor para poder seguir con nuestro día. Una de las desventajas más notables que encontramos respecto a la luz artificial es su coste. En un determinado momento del ciclo mensual debemos pagar la cuantía reflejada en la factura de la luz, que, en función de nuestro consumo, será mayor o menor. Muchas personas se preguntan que pueden hacer para ahorrar en la factura de la luz; y es que es posible hacerlo, no obstante debemos conocer cómo podemos llevarlo a cabo. A continuación, ofrecemos 5 consejos que nos van a permitir descender la cuantía de la factura, para poder ahorrar electricidad y dinero.

5 consejos para ahorrar en la factura de la luz

1.Aprovecha la luz natural

Existe una luz que no genera costes elevados, y que, además, es la más recomendable para el ser humano: la luz natural. Aunque la duración diaria de esta luz es limitada, es muy recomendable hacer uso de ella cuando está presente. Para ello, es recomendable despejar las ventanas para no entorpecer su entrada. Despejar cortinas o instalar aquellas que dejen pasar la claridad, y no situar ningún mueble u objeto voluminoso delante de ellas, para evitar frenar la luz y crear sombras. En muchas ocasiones, tenemos tendencia a encender luz artificial cuando existe luz natural. Evitando este hábito podremos ahorrar en nuestro consumo eléctrico, y a la vez, en nuestra factura económica.

2.Apaga todas las luces que no uses

Es bastante habitual; salimos de una habitación sin caer en el detalle de tener la luz encendida, y nos olvidamos de apagarla. Lo mismo ocurre con otros electrodomésticos que no realizan ninguna función en particular si no están siendo usados. Todo ello genera un gasto de electricidad que engrosa nuestra factura de la luz, además de crear un prejuicio para el medio ambiente. Apagar todas esas luces que no estamos usando es fundamental para descender la cuantía de nuestra factura.

3-Limpia las lámparas con frecuencia

En ocasiones, tenemos la sensación de que nuestra lámpara no hace la luz que hacía al principio. Esto nos lleva a encender más luces o a pensar en cambiar su potencia, lo que engrosa nuestro consumo y, como consecuencia, su cuantía. No obstante, es posible que el polvo y la suciedad acumulada con el tiempo hayan creado una capa que opaque la cantidad de luz generada, por lo que una limpieza puede solucionar dicho problema. Teniendo en cuenta la necesidad de limpieza, podemos optar por adquirir tipos de lámparas que sean fáciles de limpiar. Un ejemplo son los plafones;  al estar instalados en el techo, no permiten que el polvo se deposite en sus superficies. Además, serán mucho más sencillos de limpiar que otros tipos de lámparas, al mismo tiempo que no recargarán el ambiente.

4.Usa luces LED

Las luces tipo LED tienen muchas ventajas, dos de las cuales nos van a permitir ahorrar en la factura de la luz. La primera de ellas se refiere a su consumo; y es que las bombillas LED consumen menos que las bombillas tradicionales. La segunda de ellas es consecuencia directa de la primera, y nos toca el bolsillo; al consumir menos electricidad, el coste de nuestra factura es menor. Por ello, las luces LED son una buena manera de pagar menos en nuestra factura, al mismo tiempo que nos beneficiamos de sus otras ventajas. www.milan-iluminación.com nos ofrece algunas colecciones basadas en luminarias LED, como la Colección Bo-La, la Colección PLA y la Colección KEFREN, entre otras.

5-Usa los reguladores de intensidad

Existen estancias en las que realizamos diferentes actividades, por lo que no siempre necesitamos la misma cantidad de luz. Por ello, es importante elegir luces que puedan regularse, para adaptar en todo momento el tipo de luz necesario. www.milan-iluminación.com tiene algunas colecciones que permiten regular su intensidad, como la Colección Candelier. Con estos 5 consejos, ahorrar en la factura de la luz nos va a resultar una tarea muy sencilla. En Milan-Iluminación podremos encontrar diferentes tipos de lámparas que nos permitirán adaptar estas características a nuestras necesidades y ahorrar en electricidad.

Iluminación LED: Conoce sus tonos y dónde instalarlos

Uno de los tipos de iluminación más recomendables que encontramos actualmente para iluminar nuestros hogares es la iluminación LED. Cada vez son más las personas que buscan este tipo de iluminación para instalar en sus hogares. Y es que sus ventajas bien lo valen; ahorro energético, mayor duración, no emiten calor y suponen un ahorro en la factura de la luz.
No obstante, las luces LED nos ofrecen diferentes opciones que debemos conocer y saber usar si queremos instalar este tipo de iluminación en nuestro hogar. De la misma manera que ocurre con la luz convencional, la iluminación LED contiene diferentes tonos que deberemos usar en función de las actividades que vamos a realizar en cada una de las estancias y rincones que vamos a iluminar. Es importante, por tanto, conocer que tonalidades existen y donde podemos instalarlas, para que la luz juegue a nuestro favor.

Diferentes tonos de iluminación LED

Si estamos buscando bombillas LED, necesitamos saber las tonalidades que podemos encontrar. Estas son:
  • Luz cálida
  • Luz blanca cálida
  • Luz blanca neutra
  • Luz blanca fría

La luz cálida LED

La luz cálida es aquella luz de tono amarillo, que nos incita al relax y al descanso. Se caracteriza por contar con una luminosidad de 2200 – 2700 grados Kelvin, lo que propicia el tono anaranjado y amarillento que lo caracteriza.
Teniendo en cuenta que este tipo de luz nos aporta calma e intimidad, se recomienda instalarla en aquellos lugares en los que realizamos actividades relajadas. La zona del salón, la zona de lectura y la habitación son zonas donde suelen instalarse luces cálidas. Generalmente, suelen provenir de lámparas de sobremesa o de pie, que iluminan pequeños rincones tranquilos y alejados de las zonas principales de los hogares.

La luz neutra LED

Esta luz se caracteriza por situarse en parámetros entre 4000 y 4500 grados Kelvin. Se sitúa en un lugar intermedio entre la luz cálida y la luz fría, por lo que suelen ser muy usadas en los hogares. En muchas ocasiones, es el tipo de luz que se instala como general en las habitaciones. Y es que su término medio ilumina toda la estancia, sin que la vista sufra sus consecuencias negativas.
Su tono de color intermedio incita a la actividad, por lo que produce un efecto activador muy útil que nos hace estar cómodos en la estancia bañada con ella. Es útil, por tanto, para instalar en habitaciones en las que realizamos cierta actividad y pasamos bastante tiempo a lo largo de un día. Suele ser el caso de la cocina o el comedor. Es recomendable, además, instalar luces neutras en habitaciones juveniles, donde suelen darse actividades mentales como puede ser el estudio.

Luz fría LED

Podemos distinguir perfectamente este tipo de luz de otros tonos por su tono blanquecino. Como su propio nombre indica, esta luz es completamente contraria al ambiente relajado que producen los tonos cálidos.
Se caracteriza por tener entre 5000 y 5600 grados Kelvin. Tiene cierto tono azul que produce una gran activación en la gente, por lo que en un principio no suele ser la luz más adecuada para iluminar hogares, sobre todo de manera general. No obstante, puede ser útil como luz focalizada en escritorios y mesas de estudio, pues favorece una buena visión al mismo tiempo que mejora la concentración.
Es una luz muy útil para iluminar despachos y oficinas, debido a la atención sostenida que se mantiene en estas estancias.

¿Qué luz es la ideal para un hogar?

Los tonos de luz más recomendados para iluminar nuestro hogar oscilan entre la luz cálida y la luz intermedia o neutra. La luz cálida estaría indicada para aquellas zonas en las que necesitamos una dosis extra de relax, como pueden ser las habitaciones. La luz neutra, por su parte, es la ideal para iluminar estancias de manera general, como puede ser la cocina y las habitaciones.
Si estás buscando la mejor iluminación LED para tu hogar, Milan Iluminación te ofrece un amplio catálogo de modelos entre los que podrás encontrar aquellos que mejor se adapten a la decoración y la luminosidad de tus rincones. A través de su página web, puedes hojear sus catálogos y novedades, y conocer sus diseños exclusivos. Con Milan Iluminación, podrás llevar a la realidad tus ideas lumínicas.

Conoce los errores de iluminación más importantes

A la hora de iluminar nuestro hogar, necesitamos tener unos conocimientos previos de las características que debe tener la luminaria que decidamos instalar, para asegurarnos de que sea funcional y se adapte perfectamente a las necesidades de cada estancia. Por ello, en muchas ocasiones es recomendable dejarse asesorar por profesionales que pueden ayudarnos a instalar las luces correctas, que nos van a facilitar nuestra vida hogareña. Iluminar nuestro hogar sin tener un mínimo de conocimientos previos puede hacer que instalemos luces de manera incorrecta; intensidades no adecuadas, luces mal posicionadas o que supongan tener que pagar más en la factura de la luz. En este sentido, conviene saber que errores suelen cometerse habitualmente, sin siquiera ser conscientes de ellos hasta que ya se ha hecho la instalación.

Errores más frecuentes a la hora de iluminar nuestro hogar

Encontramos 7 errores que, por su alta frecuencia, deberemos comentar.

1.Elegir luces demasiado intensas o demasiado débiles para las estancias de nuestro hogar

La luz nos facilita la vida, por ello debe adaptarse a las necesidades de nuestro día a día. Generalmente, en cada una de las estancias de nuestro hogar realizamos una serie de actividades determinadas. No realizamos las mismas actividades en el dormitorio que en la cocina, o en el baño que en el comedor. Cada tipo de actividad, además, demanda un determinado tipo de luz que, además de contribuir a la decoración del espacio con la lámpara elegida, le dará funcionalidad a nuestra estancia y favorecerá que la actividad que allí se lleva a cabo, se realice de manera positiva. Por ello, resulta imprescindible separar zonas de descanso y zonas de actividad, y elegir el tipo de iluminación adecuada. En las zonas de descanso debe predominar una luz tenue, que incite a crear un ambiente íntimo y relajado. Estas zonas suelen ser los dormitorios. Instalar en estos lugares luces cálidas, de colores naranjas o amarillas puede ser una genial opción. En cambio, en las zonas donde se desarrollan las actividades (como puede ser el comedor), las luces deberán ser más intensas, frías o blancas, pues las tareas que suelen realizarse necesitan más intensidad lumínica.

2.Evitar la luz natural

La luz natural es la mejor luz que podemos tener. A diferencia de la luz artificial, se basa en ondas azules (lo que contribuye a la mejora de nuestro bienestar) y no sube la cuantía de la factura de la luz. A lo largo del día, contamos con muchas horas de luz solar, por lo que deberemos aprovecharlas; es recomendable no usar luces artificiales cuando nuestra casa queda bien iluminada por la luz natural, aunque esto depende, también, de la orientación de nuestra casa y de la luz que bañe su interior. La colocación de muebles es, también, un detalle a tener en cuenta. La distribución de nuestro mobiliario no debe crear sombras directas sobre la luz natural. Existen ocasiones en que algunas de nuestras estancias no tienen ventana que permita entrar la luz. Es el caso de algunos baños o habitaciones pequeñas. En esos casos, existe luz artificial que simula la luz natural. Puede ser una buena idea instalar una de estas luces para poder disfrutar de algunos de los efectos lumínicos de la luz natural.

3.Interruptores difíciles de acceder

La funcionalidad de nuestras lámparas va más allá del lugar donde ponemos los puntos de luz. Los interruptores también son aspectos a tener en cuenta, pues nos van a facilitar encender y apagar la luz, lo que le dará valor a su funcionalidad. En este sentido, si hablamos de luces de sobremesa o de pie que tienen su propio interruptor, debemos tener en cuenta que debemos favorecer a que este quede a mano de manera fácil. Cuando hablamos de luces de techo, que necesitan un interruptor en la pared, también debemos tener en cuenta dónde lo colocamos. La altura debe ser la adecuada para favorecer que cualquier persona pueda accionarlos. Generalmente, se instalan a un metro del suelo, quedando unos 5cm alejados del marco de la puerta. Esto es importante, además, cuando hay niños en el hogar. Si respetamos la altura de un metro, los niños pueden acceder a ellos una vez empiezan a ser autónomos. Si los colocamos más arriba, les impedimos poder usar las instalaciones de nuestro hogar por si solos.

4.Instalar las lámparas a alturas incorrectas

Suele ocurrir cuando instalamos lámparas colgantes, bien en el techo o bien sobre la mesa del comedor u otros muebles que usamos de manera funcional. Es cierto que resultan muy bonitas, pero necesitamos conocer sus características para que, además de contribuir a adornar nuestro espacio, aporten la funcionalidad necesaria. Una gran cantidad de luces, que además queden demasiado cerca de nosotros o que proyecten su luz de manera muy directa, con el consecuente deslumbramiento no supone una iluminación correcta. Por ello, es importante tener estos aspectos claros antes de instalar nuestras lámparas.

5.No poner luz en el interior de los armarios

A todos nos pasa; en ocasiones, vamos a buscar una prenda en nuestro armario, pero lo abrimos y nos damos cuenta de que nos cuesta encontrarla… porque no hay suficiente luz. ¡Se nos olvidó instalar un par de focos dentro! Algunos apliques de pared de tamaño pequeño pueden sernos de gran ayuda. También podemos tener lámparas de sobremesa portátiles, como la lámpara Candelier. Otra opción sería instalar una lámpara con luz regulable en el exterior del armario, pero cercana a él, de manera que podamos focalizar la luz en su interior cuando tengamos la puerta del armario abierta. Pueden servirnos las lámparas de sobremesa con brazo regulable.

6.Excesivos plafones en el techo

Los plafones son una magnífica opción lumínica, pues no ocupan espacio, permiten alumbrar la estancia de manera suficiente y, además, son muy fáciles de limpiar. No obstante, debemos ir con cuidado; abusar de estas luces puede crear un error de iluminación que resulta muy frecuente. Si instalamos estas luces en una estancia grande, puede quedar demasiado vacía. En cambio, pueden ser perfectas para habitaciones de tamaño medio e incluso pequeñas, como puede ser la cocina o el baño.

7.No controlar las sombras que crean las luces instaladas

Una luz no resulta útil si, al estar proyectada sobre un objeto, crea una sombra que tapa otro objeto o que dificulta el uso de la estancia en la que se encuentra. Por ello, es muy importante planear a que lado y a que altura vamos a instalar la lámpara. Una vez conocidos estos 7 errores frecuentes de iluminación, podrás planificar la iluminación de tu hogar de la mejor manera posible, evitando estos problemas. Aunque, en la mayoría de las ocasiones, los errores aparecen sin buscarlos, no siempre es fácil rectificar para evitarlos. Por ello, es realmente importante tenerlos en cuenta antes de instalar las luminarias correctas. Milan Iluminación pone a nuestra disposición un amplio catálogo de iluminación, en el que vamos a poder encontrar diferentes tipos de lámparas y luminarias. Todos los diseños son exclusivos, de manera que no podrás encontrarlos en otros lugares. Sus creaciones, muchas de ellas diseñadas por Jordi Jané, están perfectamente adaptadas a diferentes tipos de ambiente, por lo que será muy fácil encontrar las piezas que requiere cada uno de los rincones de un hogar.

4 flexos que querrás tener en tu hogar

Los flexos son un tipo de lámparas muy comercializadas por las características que poseen. Pertenecen al grupo de lámparas de sobremesa, pues generalmente suelen situarse sobre mesas u otros muebles de superficie plana. Aunque encontramos infinidad de diseños de flexos, la gran mayoría sigue una estructura básica; un pie que permite apoyar la lámpara en el mueble, un brazo movible y el foco de luz en su parte superior. Una de las características más importantes de estas lámparas responde a la libertad a la hora de focalizar la luz en diferentes zonas, pues su brazo movible permite situar el foco lumínico donde más lo necesitemos. Otra característica importante es su facilidad de transporte e instalación; se trata de lámparas que pueden cambiarse fácilmente de lugar, y que no necesitan nada más que una superficie plana y estable y un enchufe a la corriente para funcionar. Este tipo de lámparas suelen situarse en rincones en los que se realizan actividades que necesitan una determinada concentración. Por ello, son muy frecuentes en mesas de estudio, escritorios y/o zonas de lectura. Su luz focalizada no es general, por lo que no son buenas lámparas para iluminar estancias enteras. Están pensadas como luces secundarias o alternativas, ideales para aquellos rincones donde se necesita más potencia de luz debido a sus usos. Milán Iluminación pone a nuestra disposición una serie de lámparas de sobremesa, caracterizado por el diseño de flexos de estudio. Entre ellas, encontramos 4 modelos que, gracias a su estética y funcionalidad, podrán ser la pieza que falta en nuestros despachos y estancias. -Lámpara de sobremesa MLN Perceval Led: El primero de los diseños corresponde a la colección Perceval-Led, diseñada por Jordi Jané. Esta colección se compone de dos lámparas de sobremesa tipo flexos, además de apliques de pared y lámparas de pie. Algunas de ellas pueden usarse como lámparas de pared. Sus dos lámparas de sobremesa tienen características de formas similares, aunque difieren en color. Una de ellas tiene tonos plateados y brillantes; la otra, está disponible en blanco y negro. Esta variedad nos permite poder adquirir la que más encaje con la decoración de la estancia donde vaya a usarse. Además, su iluminación es LED, por lo que nos beneficiaremos de todas sus positivas propiedades, entre las que destacamos su durabilidad y su eficiencia energética. -Lámpara de sobremesa MLN Elea: Esta lámpara pertenece a la colección Elea Lectura, diseñada por Equipo Milán. Sobre una base redonda, se apoya un brazo articulado que termina en un foco triangular que produce una luz focalizada. La colección se acompaña de una lámpara de pie. Podemos adquirirla en color negro y plateado. De nuevo, estamos ante una lámpara de iluminación LED, por lo que nos beneficiaremos de sus propiedades, también en esta ocasión. -Lámpara de sobremesa MLN 3-LED: Se trata de una lámpara de sobremesa con mucha presencia que pertenece a la colección 3-LED, diseñada por Jordi Jané. Dentro de esta misma colección encontramos algunas lámparas de techo, colgantes, de pie y plafones. En lo que respecta a este flexo, sus tonos plateados brillantes aportan elegancia a nuestro despacho, al mismo tiempo que sus formas redondeadas contrastan con las formas rectangulares que generalmente suelen tener las mesas de escritorio u otros muebles sobre los que se puede situar. De nuevo, se trata de una iluminación led, por lo que aportaremos a nuestra estancia de una buena durabilidad, luminosidad y eficiencia energética. -Lámpara de sobremesa LED MLN BO-LA: Se trata de un plafón no regulable en altura; no obstante, su particular diseño lo hace especial y muy decorativo, además de aportar una luz muy funcional. Pertenece a la colección BO-LA, caracterizada por sus formas esféricas y su aire desenfadado. En la colección podemos encontrar otros tipos de lámparas que siguen las mismas características de diseño y forma que esta lámpara de sobremesa; apliques de pared, lámparas de techo y colgantes y focos con raíl. En lo que respecta a estas lámparas de sobremesa, podremos adquirirlas en negro o blanco brillante. Además de ellos, Milan Iluminación nos ofrece otras lámparas de sobremesa que también nos permiten tener luz focalizada para realizar nuestras actividades. Son algunos ejemplos la lámpara de sobremesa MLN PLA, Lámpara Speak, MLN ONA y MLN Amelia. Si queremos ver más opciones lumínicas, podemos hojear el último catálogo de novedades, donde encontraremos los diseños más nuevos y actuales, así como toda su gama de lámparas a través de su página web. Con tantas opciones, nos será verdaderamente difícil no encontrar el diseño que estamos buscando.